Los elementos gráficos resaltan la temporalidad del texto
El estuche da unidad a los tres experimentos
El texto de la cubierta no es llamativo
Fotografías del cielo indican la hora textual precisa
Las fotos del cielo están ubicadas como si fueran capitulares
La franja de color azul/negro representa el día y la noche
El tiempo textual se manifiesta en la franja de color
Caracteres tipográficos señalan  las referencias al tiempo
Expansión y compresión del tiempo en la narrativa

La temporalidad en el "Drácula" de Bram Stoker

En este proyecto desarrollé una serie de sistemas tipo/gráficos para visualizar el paso del tiempo en la novela “Drácula”, de Bram Stoker. Esta novela gótica decimonónica está compuesta por documentos diversos: entradas de un diario, cartas y otros escritos cuya autoría corresponde a los personajes centrales de la novela. Muchos de estos textos refieren unos a otros, pues describen los mismos acontecimientos o lugares desde el punto de vista de cada uno de los implicados. Con el objetivo de intensificar la experiencia de lectura de la novela, en este proyecto traté de incorporar información relativa al eje temporal pero dejando inalterado el cuerpo de texto del libro, como en la edición original.

Mi interés particular por “Drácula” se despertó con la lectura de tres ensayos en concreto que encontré durante mi investigación sobre el género de terror. “Drácula” se ha interpretado desde una gran variedad de teorías literarias que, en conjunto, añaden una serie de ricos niveles de complejidad a esta historia imperecedera. Stephen D. Arata [1], por ejemplo, pone el énfasis en el contexto cultural e histórico en el que se escribió la novela. Indagando en algunos elementos tanto del género como del texto, descubre el sentimiento victoriano de angustia por el declive del imperio y el miedo a lo extranjero, el “Otro”, representado por el conde. También los diferentes modos de escritura y la estructura fragmentaria del libro son elementos fundamentales para las teorías elaboradas en torno a “Drácula”.

Mi investigación sobre la historia del género gótico me descubrió la enorme riqueza de las fuentes literarias que influyeron a Stoker y en relación con esta línea de indagación desarrollé un detallado estudio desde la narratología, la rama de la crítica literaria que estudia la estructura y la función de los temas, convenciones y símbolos narrativos. Durante la investigación práctica analicé una gran cantidad de ediciones de “Drácula”, incluida la primera edición de 1897, con su distintiva cubierta amarilla y sus tipos victorianos.

Como centro del proyecto seleccioné el capítulo ocho porque ejemplifica perfectamente la superposición de voz, texto y temporalidad. El Conde Drácula se embarca en su viaje desde el Este hasta Whitby, en el norte de Inglaterra. Genera una violenta tormenta para embarrancar el barco en la playa y, adoptando la forma de un perro enorme, desaparece en la noche. Las protagonistas femeninas, Mina Harker y su amiga Lucy Westenra, también se encuentran en ese momento en Whitby.

En este capítulo Bram Stoker aprovecha bien la historia y la topografía de la localidad y basó el incidente del barco en un accidente náutico real que tuvo lugar en la costa de Whitby y fue recogido por el periódico local. Tanto la abadía situada en el acantilado Este, sobre la villa y el río Esk, como la empinada escalera de piedra que conduce a ella ofrecen un potente escenario gótico “realista” para el desarrollo de la novela.

Analicé el texto de distintas maneras, mediante diagramas de las líneas de tiempo, las ubicaciones, los personajes y los acontecimientos, y una visita a Whitby me permitió comprobar la verosimilitud de algunas de las secuencias temporales que aparecen en el capítulo, por ejemplo, cuánto se tarda en subir los 199 escalones hasta la abadía.

Una pregunta recurrente durante todo el proyecto fue: ¿de cuántas formas se puede mostrar el tiempo? Mi primera idea fue fotografiar el cielo a distintas horas del día y durante mi visita a Whitby tomé fotografías del cielo en la misma dirección a intervalos de una hora durante 24 horas. Desde este punto de partida desarrollé toda otra serie de elementos gráficos. Por ejemplo, la franja continua de color que recorre las páginas y que va del azul pálido al azul/negro representa el día y la noche en relación con el contenido narrativo del texto. En la teoría narrativa esto se conoce como tiempo textual, que puede definirse por la cantidad de líneas o de páginas que se dedican a un fragmento o acontecimiento particular. Es una “dimensión espacial” [2], es el propio texto.

Otro método para visualizar el tiempo fue el desarrollo de un sistema de notación gráfica que señalaba las referencias temporales dentro del texto. También se utilizaron algunos elementos propios de los diarios y se desarrollaron una serie de experimentos con la composición utilizando diversas combinaciones de estos elementos.

Una de las prioridades del proyecto era la simplicidad de la solución final. El resultado es un conjunto de tres libros contenidos en una funda. Cada libro muestra un sistema distinto con el que se registra el paso del tiempo en este capítulo de “Drácula”, pero todos comparten el mismo formato, estructura reticular y tipo (Thesis, una familia tipográfica diseñada por Lucas de Groot). Estas decisiones formales también se abordaron como parte del proyecto y se hicieron pruebas con una amplia gama de papeles y técnicas de impresión para evaluar los contrastes entre el texto y el fondo y el color de la reproducción. Finalmente seleccioné para la funda y las cubiertas el mismo tipo de papel en distintos tonos de rojo. El color rojo es una referencia obvia a la sangre, aunque por lo demás el tratamiento de las cubiertas es intencionalmente inexpresivo, carente de imágenes y con un tratamiento tipográfico discreto. Así, los tres experimentos quedan diferenciados por los distintos tonos y unificados por la funda y el sencillo tratamiento gráfico.


NOTAS

[1] Stephen D. Arata “The Occidental Tourist. Dracula and the Anxiety of Reverse Colonization”, en, Ken Gelder (ed.), ‘The Horror Reader’, Routledge, 2000.
[2] Shlomith Rimmon-Kenan, “Narrative Fiction: Contemporary Poetics”, Routledge, 1983, pág. 16.

Lee el artículo completo aquí


Comentarios (1)

Es un proyecto con una investigación detrás realmente muy interesante. Por otra parte, la solución gráfica para mostrar la relación entre textos y los diferentes sucesos temporales es muy atractiva. ¡El resultado es excelente!

Hector C. Aspano
25.03.13

Publica un comentario